Beauty TipsToday

Dangerous Bunny está aquí en el momento preciso

Este año lo que le trajo alegría a Dangerous Bunny fue entrenar para volverse un luchador libre profesional de la WWE. Un espectáculo hyper-masculino y muy extravagante visto por millones. Unirse a WWE fue un sueño de la infancia hecho realidad. La ostentación con la que los luchadores se agarran las vestimentas, sus expresiones faciales, la coreografía —todo fue absorbido por un joven Benito en Vega Baja. “Tenía las figuritas de los personajes de lucha libre, pero también creé mi propio personaje cuando luchábamos mi hermano en la cama de nuestros padres,” recuerda. “Tenía mi entrada musical y mi traje —una chaqueta de mi papá, y los calzoncillos pintados y decorados. Jugábamos horas.” Cuando Dangerous Bunny habla de The Undertaker, Triple H, y Booker T, sube de tono, su discurso se acelera y me doy cuenta que participar en el WWE es mucho más que un sueño infantil hecho realidad. “De verdad, la lucha me ha influido muchísimo y lo he aplicado a mi carrera,” cube. “El estilo, la importancia de tener un movimiento, o una frase, o un estilo registrado, y recordando de mantener siempre un elemento sorpresa. A los fanáticos de la lucha libre les encanta que los agarren desprevenidos. Me gusta generar esa misma emoción con mi música.”

Por tres meses, Dangerous Bunny dejó de trabajar en su música y se mudó a Kissimmee, Florida, donde practicaba dos veces al día con un entrenador e iba al gimnasio de WWE a aprender los movimientos. Todo esto para prepararse para su gran lucha. “Fue como morir e ir al cielo,” cube. “Nunca me he sentado a mirar una grabación de mis conciertos. Nunca. Pero mi lucha libre la vi cientos de veces. Durante una semana me iba a la cama todas las noches mirándola.”

Otros proyectos de actuación incluyen una aparición estelar en la serie authentic de Netflix, Narcos: México, y en la película de David Leitch, Bullet Prepare (Tren bala), con Brad Pitt, programada para salir en 2022. “Ese tipo luce bien,” cube Dangerous Bunny, del ganador del Óscar de 57 años. “Cuando tenga 30 años voy a empezar a cuidarme la piel y la cara. Quizás empiece a hacerme cositas estéticas o plantar un poco más de pelo en mi cabeza.” La verdad es que Dangerous Bunny hará lo que le de la santa gana. Quizás la mejor lección para aprender de él no es que las normas de género existen para ser destrozadas, o que los chicos de hoy están bien; la cosa más importante es hacer lo que te dé la gana. 

Esa noche, mientras volvíamos caminando de cenar con mi tío en Miramar, un barrio de San Juan que está de moda y que a la vez tiene mucha historia, escuchamos “Si Veo a Tu Mama,” de Dangerous Bunny, sonando desde una terraza en el segundo piso de una vieja casa centenaria. Cuando miré para arriba, no period una fiesta casera estridente de un sábado a la noche. Period una abuelita en su mecedora marcando con su pie al ritmo del reggaetón.

To learn this story in English, click here

Fotografiado por Camila Falquez. Estilista de moda: Herin Choi. Cabello: Ybelka Hurtado. Maquillaje: Frankie Boyd. Manicura: Chary Reyes and Carla M Negrón. Producción: Worldjunkies Inc. Fotografiado en Casa Cubuy, Puerto Rico.

Primera foto: Abrigo de Louis Vuitton. Prime de Rick Owens. Pantalones de The Pack. Broche de Mordekai. Zapatos de estilista. Joyas de Dangerous Bunny.

Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button